Bastimento Llanero: más que un pasabocas




Los snacks que produce la empresa Bastimento Llanero son consumidos en Holanda y distintos lugares de Colombia.  La marca nació en la capital de Casanare.

18/11/2019
Sonia Catalina Suárez, gerente de Bastimento Llanero. Foto: Facebook BL


Dos emprendedoras de Yopal (Casanare) quisieron rescatar y resaltar parte de la gastronomía típica de los Llanos Orientales y crearon Bastimento Llanero, una empresa dedicada a la fabricación y comercialización de pasabocas (snacks) con algunos de los alimentos que, en el pasado, empacaban los vaqueros en hojas de plátano para consumir en el camino, cuando arreaban ganado durante días, semanas y hasta meses.

“Los productos están compuestos por carne deshidratada (carne seca), tajadas de plátano verde y torrejas (o arepuelas de harina de trigo). Ese bastimento tiene toda una historia en nuestra cultura llanera porque no solo eran los productos que acabo de nombrar, sino que los acompañaban otros como lo son el tungo (envuelto de arroz), el queso y la panela”, comenta Sonia Catalina Suárez, gerente de la compañía. Ella junto a una prima pusieron en marcha la idea de negocio en el 2015, año en el que consiguieron el registro sanitario.

Nuestra empresa nació con el fin de rescatar y resaltar esa gastronomía típica de los Llanos Orientales. Queremos tener un producto típico que nos identifique

Hace pocos meses la empresa envió el primer pedido fuera del país. Lo hizo a Holanda con 6.000 unidades de cascajitos de plátano, con sabores a limón, picante, natural y BBQ. Los consumidores europeos han respondido bien a los pasabocas y, por eso, se alista un segundo pedido, esta vez de 100 mil unidades. Actualmente Suárez y su equipo de trabajo hacen gestiones para lograr también vender los productos en Estados Unidos.

Los cascajitos están siendo exportados a Europa. 
La planta de producción de la compañía, localizada en el barrio 20 de Julio de la capital casanareña, fue tecnificada gracias al apoyo del programa Fondo Emprender del Sena, que giró 140 millones de pesos para el proyecto. Allí se fabrica a diario entre 2.000 y 5.000 paquetes de snacks. Sin embargo, la capacidad instalada permite elaborar hasta 10.000 paquetes.

“Nosotros, en este momento, ya logramos el punto de equilibrio. Desde que nacimos, tuvimos un crecimiento exponencial que fue del 350 por ciento, y así hemos venido creciendo en un 30 por ciento cada año”. Bastimento Llanero genera 16 empleos directos y 7, ocasionales.

Desde el año 2015 tenemos registro sanitario y empezamos a comercializar nuestros productos en diferentes puntos de venta como supermercados, tiendas, cafeterías, licoreras, bares y hoteles


La marca ofrece a los clientes – en la cadena Justo y Bueno y supermercados - ocho productos: bastimento llanero (100 y 150 gramos), carne sola (40 gramos), torrejas (40 gramos) y cascajitos de plátano en cuatro sabores (40 gramos). Algo para destacar es que, a excepción de uno de los empaques, todos son biodegrables para proteger el medio ambiente.


Estos son algunos de los productos de la empresa.

Por ahora, los productos de Bastimento Llanero se venden en los departamentos del Meta, Casanare, Boyacá, Antioquia y Arauca, así como en las ciudades de Bogotá, Pereira y Barranquilla.


Con productores de plátano

La empresa busca que el plátano que se procesa sea certificado como orgánico para pactar negocios en más países de Europa. Con los productores del alimento en Casanare se viene trabajando de manera colaborativa para lograrlo.

“Vinculamos a pequeños productores de los diferentes municipios del departamento, motivándolos a que cultiven el plátano. Así ellos tienen la garantía y la tranquilidad de que siempre tendrán una empresa que les compra su producto a un precio justo. Y que les paga rápidamente”, explica Sonia Catalina Suárez.

Sumado a esto, el personal empleado en la fábrica de producción está conformado por población desplazada, madres cabeza de hogar y adultos mayores. Según Suárez, también han tenido reinsertados e indígenas.

Este bastimento contiene plátano, carne y arepuelas. 


La gerente de Bastimento Llanero contestó otras preguntas a Gentepalante.com

¿Cómo nació la empresa? ¿Qué necesidad vieron?

Realmente las situaciones nacen como de circunstancias un poco difíciles. Viendo que en Yopal empezaba como esa crisis de petróleo, que todo empezaba a bajar. Yo he sido una convencida de que el futuro de nuestro departamento, y de todo nuestro país, no está en el petróleo, sino que está en el campo, y, por eso, quise hacer parte de esa idea de negocio de mi prima. Además porque nos iba a ayudar a mostrar a Casanare.

¿Ya tienen registrada la marca?

Estamos en eso. Ya desde el año 2017 empezamos el proceso de certificación de marca.

¿Qué ha aprendido de la gestión empresarial?

 Creo que todos los días estamos aprendiendo. Todo el tiempo estamos enfrentados a diferentes retos. Todo el tiempo son cosas nuevas.

¿Con qué instalaciones cuentan?

Nosotros recibimos unos recursos económicos gracias al programa Fondo Emprender. Y eso nos permitió pasarnos acá, porque teníamos nuestra planta de producción en el corregimiento de Santa Fe de Morichal , ubicado en Yopal. Ahora la planta es más tecnificada.

¿Qué otra entidad los ha apoyado?

Hay un programa aquí en Casanare que se llama Emprende Conexión. También nos ha ayudado mucho con aportes económicos y conocimiento. Eso hace que cada día se valorice más la empresa.

¿Tiene algunos consejos para los emprendedores?

El emprendimiento para mí es lo mejor. Nos permite vernos enfrentados a diferentes cosas y ser solución para nuestro país. Ser generadores de soluciones que aportan a la generación de empleo.

Al emprender, hay que tener mucha perseverancia. Tiene que tener uno la capacidad de aguantar y soportar.



Me motiva escuchar que ya las universidades están dándoles un enfoque de emprendimiento a los estudiantes. Ya no les enseñan solo a ser empleados




Compartir en Google Plus

Sobre Gente Palante

www.gentepalante.com | Medio digital del emprendimiento y los negocios.

0 comentarios :

Publicar un comentario