Así es la empresa del Meta que vende pan de arroz en Estados Unidos

Comestibles El Gaván estuvo al borde de la quiebra en 1998. Su creador logró salir adelante y hoy la proyecta, junto a su familia, como una microempresa próspera y orgullo de los llaneros.

5/12/2019
Al cambiar la imagen del producto, las ventas aumentaron.

Cada mes Comestibles El Gaván comercializa en el Meta y Bogotá más de 250 mil paquetes de pan de arroz, producto típico de los Llanos Orientales. La empresa nació en un pequeño local de tres metros cuadrados, en el barrio El Estero de Villavicencio, en el año 1994. 

Su fundador, Germán Gordillo, no había cumplido la mayoría de edad cuando recibió de su hermano un horno y los elementos necesarios para elaborar sus propias rosquitas. Las ofrecía en las tiendas, montado en una bicicleta. Todas las tardes, también subía caminando con un canasto hacia el barrio Galán, en la parte alta de la ciudad, y bajaba ofreciendo el producto en las casas, hasta llegar al Centro. Terminaba su recorrido a las afueras de la Gobernación, en busca de algunos clientes.

Con el pasar de los años, superando dificultades, el negocio fue creciendo y se hizo necesario contratar personas que le ayudaran. Incluso,  el punto de fabricación se trasladó al barrio Villa Johana, a una vivienda más grande. “Prácticamente yo empecé sin plata, sin nada. La receta se la aprendí a mi hermano y mi cuñada. En esa época el pan se trabajaba blandito. Ya después lo pusimos tostado”, recuerda Germán Gordillo.

Germán Gordillo, creador de la empresa Comestibles El Gaván.

El Gaván ha logrado negociaciones con las cadenas Olímpica, Oxxo, Justo y Bueno y los supermercados Cooratiendas y Romi
, en donde actualmente se puede conseguir el producto. En octubre pasado, la marca dio a conocer que envió el primer pedido de pan de arroz a Miami, Estados Unidos. Las roscas, que son más pequeñas de lo normal para poderlas exportar- sin que se partan-, estarán en la cadena de supermercados El Bodegón, de dueños colombianos.   

“Estaremos en seis tiendas, por ahora. Este es un pedido de ensayo. Queremos que los amigos del Meta nos recomienden allá. Si se vende, nos hacen otro pedido y vamos escalando. Ese es el compromiso”. Otro de los países que quieren conquistar es Panamá, nación a la que ya ingresaron a través de un intermediario.

El balance hoy es positivo, sin embargo, entre los años 1998 y 2000 la empresa casi quiebra debido a los efectos en la región del conflicto armado. Había inconvenientes, por ejemplo, para transportar hasta Villavicencio la cuajada y el arroz,  ingredientes principales del crocante alimento. “Fue una época difícil porque todo se ponía costoso y no había tanto consumo. Se bajaban las ventas. Era como si la gente no tuviera plata para gastar”.

Yo tengo mucha fe que el pan de arroz se va a vender (en Estados Unidos), porque es algo diferente. No existe a nivel mundial un producto como este, 100 por ciento llanero




En cuanto al mercado bogotano, Gordillo relata que le comenzó a apostar desde el 2006. “Me fui en la moto hasta Bogotá con 200 paquetes. Recuerdo que el primer día vendí 150 y regresé con el resto partidos. Los ofrecí en tiendas, sin conocer la ciudad”. Después siguió viajando semanalmente con 700 unidades, que se vendían rápidamente en los supermercados de barrio. Actualmente, la distribución y venta en los negocios capitalinos están a cargo de una familiar del empresario villavicense. Su esposa, Yeni Moreno, y sus dos hijos igualmente hacen parte del proyecto.

Roscas tradicionales (izquierda) y pequeñas, para exportar (derecha).

Comestibles El Gaván distribuye cada semana en Bogotá cerca de 50.000 paquetes de pan de arroz. Esta empresa del Meta genera 30 empleos directos.


Cambio de mentalidad

Germán Gordillo confiesa que antes vendía pan de arroz para sobrevivir. No pensaba tanto en crear empresa. Su mentalidad cambió cuando hizo dos talleres sobre negocios y  administración en el Sena. De entidades como la Cámara de Comercio de Villavicencio y Procolombia también recibió capacitaciones.

“Comencé a implementar lo que aprendí. Hicimos nuevas estrategias de ventas y cambiamos el producto: le pusimos, por ejemplo, una imagen y etiqueta. Así volvió a coger fuerza”.

“La bolsa era toda delgadita y no le daba muy buena presentación. La cambiamos por una de mejor calidad y las ventas aumentaron. Después incluimos el código de barras. Cuando me di cuenta que por ahí era el camino, fuimos, poco a poco, organizando la empresa”.

Ante el aumento de los pedidos de roscas, el emprendedor decidió invertir en tecnología para modernizar la planta de producción que funciona ahora en la vereda Caney Alto, en Restrepo (Meta). Esta tiene 600 metros cuadrados, distribuidos en las áreas de molienda, asado y empacado. Los molinos son industriales y el moldeo de la masa (antes hecho a mano) se logra con una máquina automática. Los hornos son giratorios y tienen temporizador para el asado: se escucha un pito cuando las roscas de pan de arroz están en su punto.

“Todo lo de nosotros ha sido paso a paso.  A medida que uno iba recibiendo algo de ganancia, lo iba invirtiendo”.



La planta de la compañía está ubicada en el municipio de Restrepo (Meta).

Esta empresa metense viene innovando en los sabores del producto para seguir vigente en el mercado. Es así como además ha logrado producir pan de arroz integral con semillas de quinua y picante con jalapeño. Ahora la novedad es la galleta de pan de arroz con chocolate.  

Recipientes llenos de arroz para iniciar el proceso de fabricación.

Estas fueron otras de las preguntas que Gente Pa’lante le hizo al empresario Germán Gordillo:

¿Cuáles han sido las mayores dificultades que ha afrontado desde el nacimiento de la empresa?

La parte económica ha sido una dificultad grande. Uno tiene que generar confianza para que los bancos le presten plata. Entonces es difícil el tema cuando uno no tiene los recursos disponibles.

Segundo, para poder exportar tocaba tener una trazabilidad de las materias primas. Entonces en el Meta muy pocas empresas tienen pensado exportar y mucho menos queso, que es nuestra materia prima principal. Las buenas prácticas de manufactura son difíciles de encontrar en el departamento. Afortunadamente encontré dos empresas que creyeron en el proyecto y han venido trabajando conmigo a la par: se han capacitado y ven la importancia de las buenas prácticas.

Mis proveedores principales, que sacan un producto con calidad para la exportación, están ubicados en los municipios de Mesetas y Cumaral (Meta).  Anteriormente, nosotros íbamos a la plaza y comprábamos la cuajada que estaba ahí en una caneca. Hoy en día tiene que venir de una planta certificada por el Invima.

¿Qué procesos han incorporado y en qué han innovado?

Nosotros tecnificamos el proceso. Ya es un 80 por ciento tecnificado. Creamos nuestras propias máquinas para hacer el pan de arroz porque no existe una en el mercado para su elaboración. Adaptamos otras máquinas que existen para otro tipo de productos. Ya se hace automáticamente.

Para el proceso de empacado, nos tocó adaptar unas empacadoras, pero todavía no se ha logrado el 100 por ciento. En producto, tratamos de sacar una innovación anual. Primero sacamos el pan de arroz picante con jalapeño y después hicimos el integral con semillas de quinua. Este año sacamos la galleta de pan de arroz con chocolate y para el próximo año estamos haciendo las pruebas en pan de arroz con finas hierbas.

Otra innovación fueron las rosquitas pequeñas para que se pudieran exportar porque las grandes se parten fácilmente.

¿Qué ha aprendido del mundo empresarial?

Que las metas se pueden ir cumpliendo, poco a poco, así uno no tenga los recursos.  Pensaría yo que hay que tener paciencia y no desviarse de esa visión que se tiene. La constante de nuestra empresa ha sido no dejar caer el negocio.

¿Qué piensa del emprendimiento?

Creo que el emprendimiento da un poquito de miedo, pero a uno en el proceso se le quita. Se puede decir que no importa que dé miedo. Hay que arriesgarse.

¿Qué hacer, desde su punto de vista, para que la región salga adelante?

Dejar de quejarse, básicamente. Yo veo que nos quejamos por la carretera, por el Gobierno y por otras cosas. Eso no deja que logremos los objetivos. Es más decisión de la gente sacar adelante a este departamento.







Compartir en Google Plus

Sobre Gente Palante

www.gentepalante.com | Medio digital del emprendimiento y los negocios.

0 comentarios :

Publicar un comentario