Familia en Villavicencio elabora tapabocas y los cambia por alimentos para adultos mayores


La joven líder de la iniciativa comenta que los tapabocas son para familias que quieran cuidarse de la enfermedad que causa el covid – 19 y, de paso, ayudar a las personas más necesitadas.

20/3/2020
Salomé Sepúlveda, cosiendo un tapabocas. Parte de la tela la ha recibido de donantes. Foto: Archivo particular.

La pandemia mundial causada por la propagación del coronavirus (covid -19) tiene en suspenso a la humanidad. En Villavicencio, Meta, los tapabocas están agotados y los pocos que se consiguen en el mercado subieron exageradamente de precio, como consecuencia a la alta demanda.

Ante la escasez de este producto, indispensable para evitar la transmisión de la enfermedad entre las personas, una familia en la capital del Meta comenzó a elaborarlo en su casa. Los tapabocas que logran fabricar, con tela quirúrgica, no se venden, sino que se cambian por alimentos no perecederos – como azúcar, aceite, harina y arroz-, todo con el fin de entregarles mercados a personas de escasos recursos que habitan en la ciudad.
Siempre va a haber una persona que necesite de nuestra ayuda. En esta época de crisis mundial, darle la mano al prójimo es lo mínimo que podemos hacer

Quien lidera la iniciativa, denominada ‘Tapabocas por amor’, es Salomé Sepúlveda Fierro, administradora marítima y fluvial de la Universidad Autónoma del Caribe de la capital del Atlántico. La barranquillera, radicada en Villavicencio, cursa, además, una especialización en Gerencia Empresarial en la Universidad Santo Tomás. 
    
Así quedan los tapabocas hechos con tela quirúrgica.

“Tú donas alimentos y nosotros te obsequiamos tapabocas, hacemos un trueque. Primero comenzamos regalándoselos a los adultos mayores que trabajan en la calles vendiendo lotería y a vendedores ambulantes. Después se me ocurrió cambiarlos por mercados para los abuelos”, relata la joven de 24 años.

La idea la comenzó a mover en Twitter, donde ha tenido buena aceptación. Sin embargo, en esa red social también ha recibido mensajes duros de usuarios que le dicen que estos tapabocas no sirven de protección. “Noté la necesidad de este elemento. Busqué, investigué y vi que los soldados de Argentina y muchos médicos de España están haciendo tapabocas con tela quirúrgica”, expresa.
Si esta opción de tapabocas se ha tomado a nivel mundial, pienso que de algo debe servir. No soy médico, ni ingeniera química, pero estoy replicando las buenas acciones que hacen en el mundo

Salomé agrega que les está garantizando a las personas sanidad y calidad. Indica que no se puede comparar una tela que está hecha para batas y gorros en hospitales con un verdadero mecanismo de defensa, como lo es una mascarilla 3m. “Tenemos escasez de tapabocas y es importante tener uno para una mediana protección”.

En la elaboración del elemento médico trabajan, junto a Salomé, su madre, Paola Fierro, y una prima de 13 años, de nombre Zareen Velásquez. Entre todas cortan la tela, alistan los cauchos y cosen. Recientemente se les sumó en Villavicencio doña Constanza Tiuso, quien llegó preparada con su propia máquina de coser. Entre tanto, la desinfección de los tapabocas se hace en dos pasos.

“Primero, les hacemos un baño con jabón antibacterial y los dejamos secar en una zona segura adecuada; después, les aplicamos alcohol y los guardamos en sus bolsas”, dice la barranquillera.  
Personas de Italia me han escrito en Twitter para animarme. Me dicen que no me dé por vencida y que no escuche los malos comentarios porque lo que estoy haciendo es importante y ayuda en este momento de crisis 

Quienes deseen vincularse a esta iniciativa pueden escribir por WhatsApp al número 313 570 56 76. También se puede hacer a través de la cuenta en Twitter @SalomeSSF.

Emprende con ‘Cocolatte’

A parte de esta iniciativa, Salomé Sepúlveda también tiene un proyecto de emprendimiento. La joven creó la pastelería Cocolatte, que ofrece sus productos a través de internet. Las personas pueden pedir de manera virtual tortas, ponqués y dulces saludables, entre otros alimentos.

“Quiero que Cocolatte sea un éxito. A futuro, me gustaría abrir un local. Por ahora, trabajo desde mi casa”, dice.

Finalmente, Salomé aprovechó para contar que está recogiendo comida para los perros de la calle, por lo que espera conseguir donantes para esta causa.



Apunte del director: Gentepalante.com invita a los colombianos a acatar las recomendaciones de las autoridades para evitar la propagación del covid-19. De esta manera, nos unimos a la campaña #EsteVirusLoParamosTodos, #EstáEnTusManos







Compartir en Google Plus

Sobre Gente Palante

www.gentepalante.com | Medio digital del emprendimiento y los negocios.

1 comentarios :

  1. Muy chevere la noticia pero si no publican la información de contacto de ella para lo del tapabocas, ¿dónde queda todo? ...

    ResponderBorrar