Cerveza Llanera, ejemplo de marketing e innovación

La empresa, fundada en Villavicencio, lanzó una cuarta bebida. Su estrategia de mercadeo se centra en contar historias a través de cada una de las cervezas.

Óscar Hernández, acompañado por su familia. Fotos: Archivo particular.

17 de noviembre de 2020

Durante un año, Óscar Javier Hernández se la pasó estudiando todo lo que tenía que ver con el mundo cervecero. La tarea comenzó en el 2017, cuando su hijo, Juan Sebastián Hernández, le llegó con la sorpresiva idea de crear una empresa de cerveza artesanal. El menor había visitado una planta industrial del producto y estaba entusiasmado con lo que vio.

La misión no fue fácil para este ingeniero electrónico, empleado de una compañía de desarrollo de software. En su vida había emprendido en otros sectores, pero de este negocio en concreto no sabía nada. Sin embargo, como pudo, hizo una primera producción casera de cerveza artesanal. Luego de muchos ensayos y trabajo, en el 2018 crearon en Villavicencio la marca 'Cerveza Llanera' y pusieron en marcha el proyecto, con un punto de venta en el Centro de la ciudad.

“Inicialmente a mí no me sonó mucho la idea porque no sabía nada de este tipo de bebida. Luego empecé a estudiar temas de cerveza y a hacer una producción casera. Cocinaba en la casa, en la estufa y con un kit cervecero inicial. La idea era más recreativa”, recuerda el emprendedor, nacido en la capital del Meta, al igual que su hijo. 

Le puede interesar: Pasó de celador a crear la marca de sombreros Barbuquejo

Al analizar el mercado y la competencia, la familia concluyó que no quería simplemente vender una cerveza. Por eso, aplicaron la creatividad en la estrategia comercial y lograron conectar el producto con historias del Llano.

“Yo siempre he sido un apasionado de la cultura llanera. Queríamos hacer una representación y promoción de los temas llaneros. Entonces, ahí surgió la idea de hacer la marca para promocionar nuestra cultura y contar historias”, dice Hernández.

Cerveza Llanera salió al mercado con tres estilos de bebida: Estero, Conuco y Recia

Según Óscar Javier Hernández, la empresa comenzó con tres estilos y recetas de cerveza, que, primero, fueron “diseñadas desde un punto de vista técnico, a partir de un estilo internacional que conoció”. Lo que vino después fue incluir elementos llaneros para poder contar la historia que deseaban.

“Creamos una primera cerveza que la llamamos Estero; la denominamos así porque es una cerveza de aguas tranquilas: es dulce, rubia, suavecita, refrescante”, relata.

La cerveza artesanal ha despertado la curiosidad de los turistas que pasan por el Meta.

La segunda bebida del portafolio fue bautizada como Conuco. El término, explica el emprendedor, hace alusión a la huerta del llanero, en donde siembra la yuca o el plátano, para acompañar la carnes. La mamona, puntualmente. “Realmente es una cerveza única en el país porque fue diseñada para maridar o para acompañar con carnes al carbón. Tiene un sabor ahumado que la hace bien diferente al sabor tradicional de cervezas que hay en el mercado”, comenta Hernández.

Lea también: Con nueva planta, Cervecería La Birra pasará a producir 35.000 litros de cerveza artesanal

Nuestra cerveza artesanal nos da la oportunidad de contar una historia, de explicar la región. Para vivir una experiencia llanera completa

Hernández

La otra bebida fermentada que diseñó la empresa se llama Recia. Esta, de acuerdo con el empresario, es un homenaje a la personalidad del llanero y a la llanera recia. Es más fuerte y amarga y tiene 6 por ciento de alcohol. “Tiene una adición de melaza, que se le da al ganado. Es pensada en esa personalidad recia del llanero, de temperamento fuerte, pero que también tiene su lado sensible”, cuenta.

Chimú, lo nuevo del portafolio

Chimú es la cuarta bebida de Cerveza Llanera, marca registrada ante la Superintendencia de Industria y Comercio. “Esta cerveza la lanzamos en plena pandemia. Soy un apasionado por el Llano y creo que tenemos que resaltar las cosas que tenemos. El chimú es algo que ha estado aquí desde siempre y desde nuestros ancestros”, relata el villavicense.

“Quisimos hacerle ese homenaje al chimú y creamos una cerveza negra, tipo porter, con notas tostadas, caramelo y más maltosa. Tiene una pequeña adición de chimú, que le da una nota a tabaco”, agrega.

La marca metense se vende actualmente en cinco regiones de Colombia. 

Cerveza Llanera todavía no posee una planta. Un tercero hace la producción bajo la modalidad de maquila.

A pesar de que las ventas de la empresa iniciaron y se concentraron desde hace dos años en Villavicencio, la marca ya tiene algunos clientes en Bogotá, Medellín, Barranquilla y Arauca. “La idea es seguir creciendo a nivel nacional. Sin embargo, queremos ser muy fuertes aquí en la ciudad”, indica. Por estos días, Cerveza Llanera está también implementando su tienda virtual, para comercializar y vender sus productos a través de internet, haciéndole frente a las tendencias y nuevas exigencias del mercado.

Lea además: Aceite usado de cocina: joven emprendedora lidera recolección en Villavicencio

Como dato final, hay que señalar que la cerveza artesanal ha tenido un impacto positivo en el sector turístico del Meta. En sitios como hoteles y asaderos se comercializa bien porque los turistas, por lo general, llegan en busca de algo diferente y se encuentran con un producto que, en palabras de su creador, representa a la región.

Estas fueron otras de las preguntas que Gente Pa’lante le hizo a Óscar Javier Hernández, fundador de Cerveza Llanera.

¿Qué diferencia a la cerveza que producen ustedes con otras que existen en el mercado?

Sus sabores y aromas son totalmente diferentes a las cervezas industriales y artesanales porque tienen, por ejemplo, la adición de melaza; del yopo, en el proceso de ahumado; y la representación cultural.

¿La cerveza artesanal le está ganando un poco de espacio a la cerveza industrial?

Estamos todavía muy lejos de los volúmenes de las industriales. Realmente es muy pequeña la representación de las cervezas artesanales, pero la tendencia sí va al alza.  Claramente, la gente cada vez más quiere tomar algo diferente. Las cervezas industriales son buenas, pero su enfoque no está en el sabor o aroma, sino en llegar masivamente a mucha gente. 

¿Cómo ve el mercado metense?

Hay mercado. Es un proceso de aprendizaje de la gente, y conocer que las cervezas artesanales existen y aportan algo diferente.

¿Qué logros han tenido como empresa?

Hemos participado en varios festivales. En el 2018, participamos en una copa cervecera y ganamos medalla de plata por nuestra cerveza Conuco.  Y nuestra cerveza Recia ganó medalla de plata, el año pasado, en otro festival, entre alrededor 200 cervezas. Son cervezas que ya han sido premiadas a nivel nacional.

¿Ustedes se consideran emprendedores?

Claro, somos emprendedores. La misión que nos propusimos desde un inicio fue la representación de la región a través de un producto y eso, definitivamente, lo hemos logrado. También tenemos la disciplina y la persistencia que tiene que tener un emprendedor.

¿Qué sueño tiene con la empresa?

Llegar a nivel nacional, a dar a conocer el Llano a través de una cerveza.

¿Qué mensaje les enviaría a los emprendedores del Meta?

El mensaje, primero, es que hay que ser disciplinado. En el proyecto que hagamos, debemos tratar que el emprendedor, la región y el consumidor ganen. Eso hace que un emprendimiento tenga más impacto.

Lo segundo, que trabajemos unidos por la región. Yo creo que antes de competir se debe es generar un bloque industrial, un bloque de producción interesante, de tal manera que eso tenga una relevancia y un impacto a nivel región. Tenemos que hacer un servicio diferencial como región.


Gente Pa'lante es un medio nativo digital de emprendimiento y negocios, de Villavicencio. Síguenos en nuestra página de Facebook, para que estés al tanto de nuestro contenido.

https://www.facebook.com/GentePalanteCo




Compartir en Google Plus

Sobre Gente Palante

www.gentepalante.com | Medio digital del emprendimiento y los negocios.

0 comentarios :

Publicar un comentario